Informe de Política Monetaria

INFORME DE POLÍTICA MONETARIA – ENERO 2019
Documento Completo IPM
Resumen Ejecutivo IPM:
Nota de Prensa de la Presentación del IPM:

El Banco Central de Bolivia (BCB) tiene el agrado de presentar su Informe de Política Monetaria (IPM) de Enero de 2019. El IPM se publica semestralmente desde 2006 con el objetivo de informar acerca de las políticas implementadas por la Autoridad Monetaria en coordinación con el Órgano Ejecutivo para cumplir su mandato constitucional de mantener el poder adquisitivo interno de la moneda nacional para contribuir al desarrollo económico y social. En este marco, el IPM se constituye en un mecanismo de transparencia y control social para informar a la población sobre su gestión institucional, en particular de sus políticas económicas.

En este sentido, el IPM presenta un análisis del contexto económico externo e interno en 2018, las políticas económicas implementadas en ese marco, así como los resultados alcanzados, finalizando con las perspectivas sobre estos mismos puntos para 2019.

En 2018, Bolivia enfrentó un contexto externo difícil, con una economía global todavía debilitada, situación que pudo exacerbarse en virtud a tensiones comerciales y las mayores tasas de interés internacionales. América del Sur también reflejó un modesto desempeño principalmente en las dos economías más grandes de la región, panorama al que se sumaron depreciaciones cambiarias y condiciones financieras más restrictivas, debiendo afrontarse también fluctuaciones de precios en mercados internacionales de materias primas, en particular el descenso del precio internacional del barril de petróleo en el último trimestre del año.

Este contexto generó desafíos importantes, y por tanto demandó acciones oportunas, implementadas a través de políticas coordinadas entre el BCB y el Órgano Ejecutivo. La orientación de las políticas fue expansiva, sin dejar de lado la preservación de la estabilidad de precios de la economía nacional. Las acciones de las autoridades económicas apuntalaron el dinamismo de la actividad doméstica, preservando también los avances sociales registrados desde 2006.

En materia de política monetaria, se ejecutaron varias medidas para mantener niveles adecuados de liquidez y de ese modo coadyuvar a dinamizar el crédito al sector privado, en particular el relacionado con el sector productivo y de vivienda de interés social.

A su turno, la política cambiaria también tuvo un rol significativo, manteniendo estable el tipo de cambio nominal. Esta orientación otorgó certidumbre a los agentes económicos y mantuvo tasas de inflación de origen externo acotadas, aspecto que fue propicio para la política monetaria expansiva. Finalmente, la profundización del uso de nuestra moneda, la bolivianización, fue otro de los beneficios asociados a la política cambiaria.

Los resultados económicos obtenidos avalan la implementación de las políticas económicas: Bolivia destaca como la economía con mayor crecimiento esperado para 2018 y se constituye también en uno de los países con menor incremento de precios. Se espera que esta resiliencia de nuestra economía se mantenga en 2019, con la inflación esperada en una tasa en torno a 4,0%, mientras el crecimiento de la actividad se situaría alrededor del 4,5%.

En gran medida, la consecución de dichos resultados obedecería a mantener la fortaleza de la demanda interna, a través de políticas económicas de incentivo interno, por lo que queda destacar que existen los recursos suficientes que garantizan el logro de estos objetivos. La política monetaria mantendría su orientación expansiva, en tanto que la política cambiaria se abocaría nuevamente a preservar los avances de la bolivianización financiera, al anclaje de las expectativas en el mercado cambiario y controlar la inflación importada.

Finalmente, reitero el compromiso del Banco Central de Bolivia con la población para implementar todas las políticas a su disposición con el objetivo de dar cumplimiento a su mandato constitucional, contribuyendo al vivir bien de las familias bolivianas.

Pablo Ramos Sánchez
Presidente a.i.
Banco Central de Bolivia