Informe de Política Monetaria

INFORME DE POLÍTICA MONETARIA – ENERO 2018
Documento Completo IPM
Resumen Ejecutivo IPM:
Nota de Prensa de la Presentación del IPM:

En el marco de la transparencia y rendición de cuentas, el Banco Central de Bolivia (BCB) tiene el agrado de presentar el Informe de Política Monetaria (IPM) de Enero de 2018, documento semestral que expone las políticas implementadas por la Autoridad Monetaria, en coordinación con el Órgano Ejecutivo, en procura de cumplir el mandato constitucional de mantener el poder adquisitivo interno de la moneda nacional para contribuir al desarrollo económico y social. Asimismo, incluye el análisis del contexto económico internacional y nacional, los resultados económicos alcanzados y presenta las perspectivas de crecimiento e inflación para este año.

En el IPM se resalta el crecimiento moderado de la economía mundial en 2017, una recuperación por debajo de la esperada de los precios internacionales de las materias primas, una frágil recuperación en América del Sur luego de dos años de contracción aunque por debajo de lo estimado inicialmente, apreciaciones de las monedas de la región que conllevaron a presiones inflacionarias moderadas y políticas monetarias expansivas.

En Bolivia se mantuvieron las políticas expansivas, que fueron implementadas desde la caída de los precios de las materias primas en 2014 para sostener el dinamismo de la actividad económica y los programas de protección social de lucha contra la pobreza. Estas acciones permitieron que Bolivia se destaque una vez más con una inflación entre las más bajas y un crecimiento entre los más altos de América del Sur, pese al débil contexto internacional.

En efecto, en 2017 el BCB intensificó la orientación expansiva de la política monetaria frente a un descenso excepcional de la liquidez, inyectando un volumen importante de recursos que permitió mantener la liquidez en niveles adecuados y bajas tasas de interés; de esta manera, se ha contribuido a sostener el dinamismo del crédito, coadyuvando a la Ley de Servicios Financieros.

En política cambiaria, se mantuvo la estabilidad del tipo de cambio nominal, lo que contribuyó a implementar la política monetaria expansiva, fijar las expectativas del público sobre el valor del dólar, mantener baja la inflación importada e impulsar el proceso de Bolivianización. Todo esto, sin registrar un desalineamiento del tipo de cambio real respecto de su nivel de largo plazo.

En línea con el carácter heterodoxo de las políticas, el BCB continuó aportando directamente al desarrollo económico y social a través del financiamiento a las EPNE; créditos para contrapartes de proyectos de las gobernaciones y municipios; y las transferencias para el pago del Bono Juana Azurduy (BJA).

Para 2018, se estima que la inflación se sitúe alrededor de 4,5%, nivel concordante con un mayor dinamismo de la tasa de crecimiento económico, estimada en torno a 4,7%. Este buen desempeño estaría sustentado por la implementación de políticas monetarias y fiscales contracíclicas que favorecerían la dinámica de los sectores no extractivos principalmente. Para este fin, se destaca que Bolivia continúa manteniendo importantes recursos financieros internos y externos que le permiten sostener sus políticas.

En efecto, la política monetaria continuaría con su orientación expansiva, aunque en menor magnitud que en las anteriores gestiones en la medida que continúe la corrección prevista del sector externo. La política cambiaria mantendría su objetivo de profundizar la bolivianización, mantener las expectativas ancladas y controlar la inflación importada.

El Banco Central de Bolivia renueva su compromiso de ejecutar todas sus políticas con el objetivo de cumplir su mandato constitucional para el Vivir Bien de las bolivianas y bolivianos.

BANCO CENTRAL DE BOLIVIA